Plasma rico en plaquetas (PRP)

Es una técnica de bio-estimulación de los mecanismos de regeneración de la piel con inyecciones de un suero obtenido de tu propia sangre. Este suero contiene fragmentos de proteínas (factores de crecimiento) que tienen la capacidad de estimular la actividad de la fabricación del colágeno y elastina, los dos máximos responsables de la regeneración y retroceder las señales comunes del envejecimiento de la piel.

El PRP se usa en áreas de la piel donde el paso del tiempo, el stress diario y sobre todo la exposición solar han causado daños, como el adelgazamiento, sequedad y flacidez.

Este procedimiento permite:

  1. Mejorar la elasticidad, tonicidad y textura de la piel (rostro, cuello, manos)
  2. Dar un aspecto de la piel más joven y tersa, con un brillo natural y saludable.

Ficha Técnica:

  1. Extracción de una pequeña muestra de sangre para centrifugarla (20 minutos).
  2. Aplicación del PRP (20 minutos)

Las Indicaciones post-aplicación:

  1. Reposo relativo durante el día de aplicación.

Nota: Es completamente seguro debido a que PRP es un tratamiento 100% natural realizado con tus propias células y sustancias químicas, es por esto que no existe riesgo de alergias o rechazo.