Rostro más afinado y definido eliminando las bolas de Bichat

Actualmente los medios de comunicaciones internacionales como la televisión, prensa e internet imponen un concepto de belleza de un rostro delgado, con plenitud máxima en la región malar que forma la base de un triángulo invertido de la belleza y juventud.

Motivo por el cual muchos jóvenes de rostro redondeado buscan un aspecto más afinado y con los relieves faciales definidos. La cirugía indicada en estos casos es la extracción de las Bolas de Bichat o Bichectomía.

Las Bolas de Bichat son dos estructuras de origen graso que se encuentran en el espesor de las mejillas y aunque no tienen función importante en el adulto, tienen gran relevancia en el volumen del rostro. Todas las personas las poseen, pero en algunos casos se desarrollan exageradamente (lipodistrofia) dando como resultado un rostro muy redondo.

Su extracción en pacientes jóvenes produce cambios sorprendentes en el contorno y armonía facial, consiguiendo así disminuir la plenitud de las mejillas, definiéndose mejor los pómulos y el reborde mandibular; logrando de esta forma un rostro más afinado, armónico y atractivo.

La Bichectomía es una cirugía menor, de corto tiempo operatorio y que requiere anestesia local. Se realiza mediante pequeñas incisiones dentro de la boca retirando el volumen necesario en función de qué tanto se desea afinar el rostro, detalla el cirujano plástico Dr. Félix Farías. El post-operatorio es ambulatorio, de rápida recuperación que permite retomar sus labores al tercer día.

Estas bolsas grasas no tienen tendencia a engordar, a diferencia de la grasa del resto del cuerpo, por lo cual una vez realizada la Bichectomía los resultados serán permanentes.

Algunas veces la extracción de las Bolas de Bichat podría ser asociada  a otros procedimientos como la liposucción de papada o implante de mentón para conseguir un resultado integral. De ahí la importancia de acudir al cirujano plástico acreditado quien hará un adecuado diagnóstico e indicará el procedimiento más adecuado para cubrir las expectativas del paciente.

En conclusión, la Bichectomía es una operación muy segura y confiable, de recuperación rápida y de complicaciones muy raras en manos expertas. Con esta cirugía se consigue un afinamiento facial muy natural y permanente realzando la belleza y juventud.